La Soledad

“Sea cual sea su valor, su talento y su utilidad, el hombre solo está condenado por la sociedad de los hombres a perecer, pues, siendo débiles, mediocres y cobardes por naturaleza, éstos sólo pueden vivir en rebaños donde todo se intercambia sórdidamente y donde nada se da gratuitamente.
.
Lo que en el mundo parece ventajoso no lo es ante Dios. Así, el hombre solo es amado y salvado por Dios en tanto que es despreciado y rechazado por el mundo, mientras que los rebaños de seguros y hábiles se van contentos de su éxito a los mataderos de la muerte.”

vers. 52 y 52′ libro XVII – El Tiempo, El Mensaje Reencontrado.

” Joven hombre desnudo sentado al borde del mar” (1836) de Hippolyte Flandrin, francés, (1805-1864).

“Joven hombre desnudo sentado al borde del mar” (1836) de Hippolyte Flandrin, francés, (1805-1864).

Agradecemos su opinión y comentario.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s